Cómo hacer gazpacho de Castalla Alicantino

De todos los tipos de gazpachos manchegos que existen, uno de los más populares y prestigiosos es el que se puede comer en Castalla (Alicante), conocido como gazpacho sensato o simplemente, de Castalla.

Las diferencias con la receta original son evidentes, y a decir verdad le dan un toque muy delicioso que merece la pena probar. Si no sabes cómo prepararlo no te preocupes, porque en Recetasdegazpacho.com te vamos a mostrar la receta del gazpacho manchego de Castalla paso a paso. ¡Vamos allá!

Cómo hacer gazpacho manchego alicantino de Castalla paso a paso

Una de las peculiaridades principales de esta receta es evidente, el emplatado. Mientras que el manchego tradicional se sirve como un guiso al que se le añaden unos trozos de pan, este se emplata directamente sobre una torta cenceña gigante, lo que le da un aspecto único.

Ahora bien, no es ese el único motivo por el que es especial. También tiene unos ingredientes que no se suelen ver en otros gazpachos, los cuales convierten este plato en una elaboración excepcional.

Receta del gazpacho manchego de Alicante en Castalla

Ingredientes para 4 personas

Gazpacho manchego de Castalla
  • ½ kg de pollo
  • ½ kg de conejo
  • 1 cebolla
  • 1 tomate maduro (o 100g de tomate en lata)
  • 2 dientes de ajo
  • 100 g de robellones
  • 50 g de carne de caracol serrano
  • 1 torta cenceña gigante
  • 50 g de tortas cenceñas pequeñas
  • 50 ml de aceite de oliva
  • ½ L de agua o de caldo de carne
  • Sal al gusto
  • Pebrella

Receta del gazpacho manchego en Castalla

Cabe la posibilidad de que no te apetezca, así que debes saber que el poner los caracoles o no es opcional. El plato seguirá siendo delicioso, tan solo se parecerá un poco menos al tradicional. ¡Vamos con la receta!

  1. Deshuesas, limpiar y trocear bien la carne del pollo y del conejo. Es primordial que no dejes ningún hueso por pequeño que sea, si no te los encontrarás al comerlos y es muy desagradable. Si no se te da bien, puedes pedirlo en la carnicería.
  2. Salpimentar al gusto la carne.
  3. Pelar, cortar y trocear los dientes de ajo, la cebolla y las setas. Cuanto más pequeño lo cortes, menos se notará el sabor de cada ingrediente en el plato final. Además, si se te repite el ajo, puedes quitar el corazón para que esto no ocurra.
  4. Pelar, limpiar y rallar el tomate maduro. Si has decidido usar tomate en lata, no será necesario. Puedes aprovechar para quitar las pepitas si no te gustan demasiado.
  5. Añadir en una sartén a fuego medio con unos 25 ml de aceite de oliva.
  6. Poner la carne a dorar durante 5 minutos. Ves moviéndola para que no se pegue.
  7. Cuando la carne esté bien dorada, retirarla del fuego para que no se queme. Es importante que cuando la saques esté bien cocinada por ambos lados y por dentro.
  8. Poner una olla grande o una paella a calentar con el resto del aceite. Aquí es donde haremos todo el gazpacho.
  9. Sofreír los ajos y la cebolla con un poco de sal durante 5 minutos mientras remueves. Cuando la cebolla haya cogido un color dorado, será el momento de seguir con la receta.
  10. Añadir el tomate, el pollo, el conejo y los robellones junto a la pebrella y las especias que te guste usar. Como ya hemos dicho, es muy importante que vayas moviendo todo con la pala, si no se te pegará.
  11. Pasados otros 5 minutos, cubrir todo el sofrito y la carne con agua o caldo y añadir también los caracoles.
  12. Dejar cocer el guiso durante unos 20 minutos con la tapa abierta. Si prefieres los guisos más caldosos, puedes poner la tapa, aunque normalmente el gazpacho de Castalla se suele comer más espeso.
  13. Pasados los 20 minutos, trocear los 50 g de tortas cenceñas y añadirlos al gazpacho.
  14. A los 5 minutos, cuando las tortas estén bien hechas y blandas, retirar del fuego y dejar reposar durante 10 minutos.
  15. Emplatar este gazpacho sobre una torta de gazpacho grande bien extendida. Si no quieres que la gente coja el gazpacho que quiera y coma de su ración, puedes o bien cocinar tortas más pequeñas o bien ponerlo directamente en el plato.
  16. Disfrutar de un delicioso gazpacho manchego al estilo de Castalla.

Como has podido observar, esta elaboración no es muy diferente de el típico guiso que podrías preparar en casa un domingo al mediodía. Ahora bien, ten en cuenta que es una receta con siglos de historia, por lo que se ha ido perfeccionando con el tiempo en Alicante.

De todas maneras, si no te acaba de convencer, echa un vistazo al resto de variedades de gazpacho manchego de nuestra web. Todas ellas son excelentes, sobre todo cuando empieza a hacer frío. ¡Dales una oportunidad!

También podrían interesarte estos otros gazpachos manchegos:

5/5 (1 Review)