Cómo hacer gazpacho manchego como en Almansa

El gazpacho es un plato que se prepara en toda España y, aunque muchos no se parezcan en nada a otros, la mayoría son deliciosos y merecen la pena probarlos. Una de las variedades más famosas es el gazpacho manchego y ¿sabes dónde preparan el mejor? En Almansa.

En este artículo te vamos a mostrar la receta del gazpacho manchego de Almansa para que puedas disfrutar de un plato tan típico como es el gazpacho usando una de las mejores recetas que existen. ¡Sigue leyendo!

Cómo hacer el gazpacho casero manchego como en Almansa paso a paso

Una de las mayores peculiaridades de la receta almanseña es su emplatado. En cuanto veas la foto, te darás cuenta de que no se hace como el resto de gazpachos manchegos, no se coloca en un plato y se come de ahí, sino que se coloca sobre unas tortas como si fuera una pizza.

No te queremos engañar, esta receta está preparada para hacerla y tomarla en familia, pues así es como se ha hecho durante muchas generaciones, cosa que se ve reflejada en el emplatado.

Receta del gazpacho manchego de Almansa

Ingredientes para 4 personas

Cómo hacer gazpacho manchego almansa
  • 1/2kg de conejo
  • 1/2kg de pollo
  • 1 cabeza de ajo
  • 1 pimiento rojo
  • 2 tomates maduros.
  • 100g de setas o robellones
  • 40ml de aceite de oliva virgen extra
  • 1 poco de azafrán
  • 1 hoja de laurel
  • Sal
  • Otras especias al gusto
  • 50g de tortas cenceñas
  • 1 torta gazpachera bien extendida
  • Agua

Receta del gazpacho manchego de Almansa

En los gazpachos manchegos, el alimento que más sabor da es la carne. Hace siglos, se preparaban con los animales que se cazaban, así que no te preocupes si no te gusta el conejo o el pollo, puedes usar cualquier carne de animal similar, ya sea pavo, liebre o incluso paloma.

  1. Limpiar, deshuesar y trocear la carne que hayas escogido. Da igual si son 2 animales diferentes, puedes juntarla.
  2. Quitar las semillas, cortar y trocear el pimiento y los tomates. Si no te molesta comerlas, entonces no es necesario.
  3. Pelar, quitar los corazones y cortar los ajos. Es primordial que quites los gérmenes del ajo, si no impregnará el sabor en toda la receta.
  4. Trocear las tortas cenceñas hasta que queden trozos pequeños. No es necesario hacerlo en este momento, pero así ya lo tienes hecho.
  5. Poner una sartén a fuego medio con los 40ml de aceite. Si es poco por el tamaño de la sartén, añade un poco más.
  6. Añadir la carne para sofreírla durante unos 5 minutos.
  7. Cuando la carne comience a estar dorada, echar el tomate, los pimientos, el ajo, las setas cortadas, el laurel, el azafrán y las especias que te guste añadir.
  8. Dejar sofreír y remover bien durante 10 minutos. Cuanto más lo muevas, menos posibilidades habrá de que se te quede pegado y que se queme.
  9. Añadir agua hasta que todo el sofrito quede cubierto y dejar cocer durante 20 minutos.
  10. Tras pasar los 20 minutos, incluir las tortas cenceñas que has machacado a la receta y dejar cocer durante 5 minutos más.
  11. Cuando las tortas estén ya bien cocidas y prácticamente se deshagan, retirar del fuego y dejar reposar durante 5 minutos más.
  12. Emplatar sobre una torta gazpachera bien extendida en un plato grande o directamente sobre la mesa.
  13. Disfrutar de una deliciosa receta manchega en familia o con amigos.

Sin lugar a dudas, esta receta es una de las más curiosas que encontrarás en nuestra web. A pesar de ser en gran medida similar a la tradicional manchega, el hecho de que se coma sobre una torta a modo de pizza la hace bastante peculiar.

Lo que sí está claro es que como mejor se toma una comida así es con tu familia y con tus amigos, con un buen vino y una agradable compañía. ¿A qué esperas para liar a tus amigos y obligarles a hacer uno en grupo?

También podrían interesarte estos otros gazpachos manchegos:

5/5 (1 Review)