Cómo hacer gazpacho manchego casero

El gazpacho manchego, conocido también como gazpacho galiano, es un tipo de gazpacho que, a diferencia del andaluz, no es una sopa fría que se toma en verano, sino que es un guiso hecho con carne que se toma en invierno.

Es muy posible que no hayas oído hablar nunca de este guiso, ya que mayoritariamente se toma en Castilla-La Mancha, donde se suele hacer con carne de animales de caza, como pollo o conejo. Por ello, en este artículo te vamos a mostrar cómo hacer gazpacho manchego en casa paso a paso.

Cómo hacer gazpacho manchego (o galiano) casero paso a paso y fácil

Este plato castellano originario de Albacete, al ser un guiso, se tarda bastante más en hacer que el típico gazpacho andaluz. Mientras que este último tan solo hay que cortar los ingredientes y batirlos, el manchego requiere una elaboración algo laboriosa, pero merece la pena.

Antes de comenzar la receta, debes tener en cuenta que la receta tradicional lleva pollo y conejo, pero se puede cocinar con ambas carnes por separado, así que si no te gusta alguna de las 2, puedes hacer tu gazpacho sin problemas, la preparación es la misma. ¡Vamos con la receta!

Receta original del gazpacho manchego con pollo y conejo

Ingredientes para 4 personas:

Cómo hacer gazpacho manchego en casa
  • 1/2 kg de pollo
  • 1/2 kg de conejo
  • 175 g de tortas cenceñas
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo (puedes poner 3 si te gustan los platos fuertes)
  • 1 pimiento verde
  • 1 pimiento rojo (puedes cambiarlo por otro verde si no te gusta)
  • 175 ml de salsa de tomate
  • 20 ml de aceite de oliva
  • 2 litros de agua
  • Sal al gusto
  • Especias al gusto (puedes poner pimienta negra, nuez moscada, laurel o pimentón dulce)

Receta original del gazpacho manchego con pollo y conejo

Si nunca has oído hablar de ellas, las tortas cenceñas son un tipo de pan que se hace sin levadura que se pone en el gazpacho manchego. Puedes comprarlo en un supermercado o hacerlo en casa.

  1. Limpiar, deshuesar y trocear el pollo y el conejo. Es importante que lo deshueses bien para después no encontrar huesecillos al comerlo. Este paso puedes pedir que lo hagan en la carnicería.
  2. Añadir sal y pimienta en la carne.
  3. En una sartén a fuego medio, echar aceite y poner la carne para que se dore por cada lado. En unos 5 minutos debería estar ya listo.
  4. Retirar la sartén del fuego para que deje de hacerse el pollo.
  5. Lavar, pelar y picar el ajo, la cebolla y los pimientos. Cuanto más lo piques menos se notará cuando lo comas.
  6. Añadir en una olla a fuego medio aceite, los ajos, cebolla y sal hasta que esté todo tierno. Tardará alrededor de 5 minutos.
  7. Cuando pase el tiempo, añadir el pimiento y dejarlo sofreír 5 minutos más.
  8. Añadir la salsa de tomate junto a las especias que hayas escogido y dejar cocinar durante 10 minutos. Es importante que vayas removiendo con frecuencia para evitar que se quede pegado y se queme.
  9. Subir el fuego e incorporar la carne y el agua a la receta hasta que comience a hervir.
  10. Reducir la temperatura hasta tener un fuego suave y dejar el guiso hacerse durante 35 minutos. Es recomendable que a partir de la media hora vayas mirando como está el pollo para que no se haga de más.
  11. Agregar las tortas cenceñas, remover y dejar que se cocinen hasta que absorban el agua. Este proceso tardará unos 10 minutos y podrás ver como poco a poco el líquido va desapareciendo.
  12. Comprobar el toque de sal y dejar reposar. Cuando el pan esté tierno será el momento de retirarlo del fuego y de servirlo.
  13. Disfrutar de una buena receta manchega.

Como puedes observar, aunque la receta del gazpacho manchego sea algo más larga que la del andaluz, es muy sencillo de preparar. Además, lo bueno que está y lo bien que sienta tomar un plato de este guiso en zonas frías como Albacete o Cuenca es indescriptible.

Si no acabas de conseguir pillarle el punto a esta receta por muchas veces que la prepares, ten en cuenta que existen multitud de gazpachos manchegos distintos. Unos utilizan un tipo de carne u otra, pero el tipo de comida es similar.

Variedades y tipos de gazpachos manchegos

A continuación podrás ver una lista con diferentes recetas de gazpachos manchegos. Todas ellas son bastante parecidas entre sí, aunque hay alguna que te sorprenderá.

Por ejemplo, ¿sabías que se puede hacer esta misma receta pero en vez de con carne con pescado? ¡Incluso se utilizan alimentos más extraños como caracoles! Echa un vistazo a estas elaboraciones y disfrútalas en familia.

Vídeo explicativo para aprender a cocinar el gazpacho manchego

Si aún habiendo visto todas las recetas que te hemos mostrado todavía no sabes como cocinar este maravilloso plato, entonces te recomendamos que veas este vídeo, donde podrás aprender a hacerlo con un claro ejemplo.

También podrían interesarte estos otros gazpachos caseros:

5/5 (1 Review)