Cómo hacer gazpacho extremeño casero

Aunque el más común y famoso sea el gazpacho andaluz, en una región muy cercana a Andalucía podemos encontrar una variante que no tiene nada que envidiar a la receta tradicional, el gazpacho extremeño.

No son pocas las personas que escogen esta elaboración frente a la más tradicional. ¿Qué hay de ti?¿No lo conoces? Entonces descubre cómo preparar un buen gazpacho extremeño paso a paso. ¡Vamos allá!

Cómo hacer un buen gazpacho extremeño paso a paso

Este tipo de gazpacho es muy similar al andaluz, ya que es una reinterpretación y casi todos los ingredientes son los mismos. La diferencia principal es que se suelen usar ingredientes típicos extremeños y que en el extremeño a veces se usa huevo cocido.

Si eres un aficionado al gazpacho, quizá te puedan resultar extraños algunos de los ingredientes que vamos a añadir en la preparación. Aún así, te recomendamos que lo pruebes, ya que está delicioso y no podrás saber si te gusta o no hasta que lo hagas.

Receta de gazpacho tradicional extremeño casero

Ingredientes para 4 personas:

Cómo hacer gazpacho extremeño
  • 1 kg de tomate
  • 1 diente de ajo (puedes poner más si te gusta fuerte)
  • 1 pepino
  • 1 cebolla
  • 1 pimiento rojo (si es choricero mejor)
  • 100 g de pan seco
  • 20 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 10 ml de vinagre
  • Un poco de menta
  • Sal al gusto
  • Pimienta al gusto

Receta de gazpacho tradicional extremeño casero

Antes de comenzar la receta, si eres una persona a la que se le repite demasiado el ajo, puedes cambiarlo por aceite aromatizado con ajo. De esta manera le dará un poco de sabor y no te costará hacer la digestión.

  1. Lavar y cortar los tomates y el pimiento en trozos. No es necesario pelarlos, después colaremos el gazpacho.
  2. Lavar, cortar y pelar el diente de ajo, el pepino y la cebolla. Es importante que quites el germen al ajo, si no le dará un sabor exageradamente fuerte a la preparación.
  3. Añadir los tomates, el ajo, el pepino, la cebolla y el pimiento rojo al vaso de la batidora o a la Thermomix.
  4. Batir hasta que quede un líquido más o menos homogéneo. Serán unos 5 minutos.
  5. Añadir a la preparación el pan, el vinagre, un poco de menta, un poco de sal y un poco de pimienta, y batir.
  6. Cuando veas que está todo más o menos bien batido, añadir el aceite y volver a batir para emulsionar. Al emulsionar el aceite al final, conseguirás una textura mucho más agradable.
  7. Comprobar el toque de sal, pimienta, la densidad y rectificar si es necesario. Si falta un poco de pimienta o de sal, tan solo tendrás que salpimentar un poco más. Si el problema es la densidad, para volverlo más líquido tendrás que añadir un poco de agua, mientras que si lo quieres más consistente un poco más de pan.
  8. Colar el gazpacho para eliminar los grumos y los restos de las verduras.
  9. Disfrutar de un agradable, refrescante y nutritivo gazpacho extremeño.

Como puedes observar, preparar un buen gazpacho extremeño es muy sencillo, tan solo hace un poco de práctica y conseguir encontrar el toque que más te guste. Cuantas más veces lo hagas, mejor captarás las cantidades exactas que a ti te gustan y más se adaptará a tus gustos.

También ten en cuenta que se puede hacer de muchas variedades, como es el caso del campero, el antiguo o el blanco. En ese caso, en Recetasdegazpacho.com podrás encontrar multitud más de variedades del gazpacho, desde sopas frías a calientes. ¿A qué esperas? ¡Echa un vistazo!

También podrían interesarte estos otros gazpachos caseros:

5/5 (1 Review)