Cómo hacer gazpacho de tomate casero

Es muy común confundir un gazpacho andaluz con uno de tomate. Es cierto que en la receta tradicional del gazpacho es uno de los ingredientes más importantes, pero todavía se le puede dar más protagonismo a esta fruta: preparando un gazpacho de tomate.

Aunque no lo parezca, este tipo de gazpacho es muy diferente del de toda la vida, así que en este artículo te vamos a mostrar la receta paso a paso para que puedas hacerla en casa. ¡Sigue leyendo!

Cómo hacer gazpacho casero de tomate

El tomate es un alimento que es muy nutritivo para nuestro organismo, y es por este motivo que se añade en muchas recetas diferentes: en ensaladas, en forma de tomate con la pasta o en refrescantes sopas frías como es el gazpacho.

También se pueden encontrar varios tipos de tomate. Por ejemplo, el que más se suele usar para preparar gazpacho es el que se usa en la ensalada, aunque también se puede poner de tipo pera para que los gazpachos queden más rojos. Sea como sea, la receta que te vamos a mostrar es deliciosa.

Receta del gazpacho de tomate sin pan

Ingredientes para 4 personas

Cómo hacer gazpacho de tomate casero
  • 500g de tomates maduros
  • 500g de tomates pera
  • 1 pepino
  • 1 diente de ajo
  • 1 cebolla dulce
  • 1 pimiento rojo
  • 1 pimiento verde (si no te gusta, puedes poner 2 rojos)
  • 1 cebolla
  • 30ml de vinagre
  • 50ml de aceite de oliva
  • 100ml de agua
  • Sal al gusto
  • Pimienta al gusto
  • Un poco de perejil para emplatar u otras verduras

Receta del gazpacho de tomate sin pan

Normalmente, todos los tipos de gazpacho suelen llevar pan. Sin embargo, hemos decidido no incluirlo en esta receta para proporcionarle una textura más similar a la del tomate y no tan espesa.

  1. Lavar y cortar los tomates, pepino, pimientos. No es necesario que peles ni los tomates ni el pepino, ya que al final de la receta lo colaremos todo. Así ahorrarás muchísimo tiempo.
  2. Pelar y cortar la cebolla en trozos no muy pequeños.
  3. Pelar, quitar el corazón y trocear el diente de ajo. Como siempre decimos en Recetasdegazpacho.com, es muy importante que quites el germen del gazpacho. Si no lo haces, le dará un sabor muy fuerte a la receta, estropeándola completamente.
  4. Añadir todas las verduras cortadas, el vinagre, la mitad del aceite y un poco de agua en el vaso de tu batidora.
  5. Batir todo a velocidad máxima durante unos 3 minutos. Cuando la mezcla quede homogénea, ya puedes parar.
  6. Echar lentamente el resto del aceite junto a la mitad del agua. Con este proceso conseguiremos emulsionar el gazpacho, lo que se traducirá en una bebida mucho más cremosa y deliciosa.
  7. Volver a batir durante 1 minuto para acabar de emulsionar el gazpacho.
  8. Comprobar el punto de sal y la espesura. En el caso de que haya quedado muy espeso para tu gusto, puedes añadir un poco más de agua. Si te ha quedado muy líquido, entonces puedes poner un poco más de tomate.
  9. Triturar de nuevo en caso de haber hecho alguna corrección.
  10. Colar el gazpacho con un colador chino muy fino para quitar las pieles, semillas o posibles grumos que hayan quedado en la preparación. Es muy desagradable tomarse un gazpacho y encontrar tropezones.
  11. Dejar enfriar en la nevera durante mínimo 1 hora. De esta manera se acabará de asentar y cogerá una mejor textura.
  12. Disfrutar de un delicioso gazpacho de tomate preparado en casa, sin conservantes ni colorantes.

Como puedes observar, realizar esta preparación es una de las cosas más sencillas que existen. Si que es cierto que quizá escoger unos buenos tomates y pillar bien las cantidades puede ser un poco complicado, pero en cuanto la hagas 2 veces ya le irás pillando el truquillo.

Si no te acabara de gustar este gazpacho que, aunque esté delicioso, podría llegar a pasar, te recomendamos seguir navegando por Recetasdegazpacho.com, ya que en nuestra web encontrarás muchísimas recetas más. ¿A qué esperas?

También podrían interesarte estos otros gazpachos caseros:

5/5 (1 Review)